martes, 20 de octubre de 2009

el secreto de sus ojos

I. ayer la vi. muy buena película. tal vez escriba de ella dentro de unos días. de momento sólo digo: id a verla. lo tiene todo. pero no voy a precisar nada para no estropear el asunto. esto de las recomendaciones de películas funciona como la comida. si te dicen: pruba este plato, tiene un puntito picante espectacular, ya sólo le estás buscando el picante.

II. ayer le digo a s. : joder, aún no he saludado al jefe. (tenemos jefe nuevo...) me contesta: yo tampoco. tranquilo, hay muchos más días para hacerle la pelota. hoy debe de estar saturado.

III. hoy he soñado con medusas. justo cuando se estrechaba el camino hasta desaparecer y no había más opción que meterse al mar para seguir avanzando... había medusas. muchas. un banco gigante de medusas. en un agua limpísima

5 comentarios:

  1. Yo tambien recomiendo esa pelicula.... me encanto

    Odio hacer la pelota a los jefes ... pero reconozco que es necesario para eso son jefes

    No soporto las medusas me hubiera quedado en tierra

    ResponderEliminar
  2. I. Iremos a verla
    II. Hazte el encontradizo.
    III. En su libro Female Rage: Unlocking Its Secrets, Claiming Its Power, Mary Valentis y Anne Devane señalan que "cuando preguntábamos a las mujer cómo les parecía que era la ira femenina, siempre era Medusa, el monstruo mitológico con serpientes en la cabeza..." ¡Cuidadin!

    ResponderEliminar
  3. I. Ok, tomo nota.

    II. Pero tampoco te pases ehhh...

    III. ¿Y no te picaron? Mejor que piquen en sueños porque en la realidad duele un rato...

    ResponderEliminar
  4. I. La iba a ver y decidí no verla. Me lo replantearé.

    II. A mí, los nuevos jefes, siempre me han venido a ver... nunca al revés.

    III. Las medusas son un ejemplo viviente de la maldad y peligro de la belleza.

    ResponderEliminar
  5. hola Nicolás, soy Andrés, te dejé un comentario en lo relacionado con tu pregón...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.