domingo, 18 de julio de 2010

las ilusiones

I. a veces vengo a este blog a curar heridas. no. a respirar. hubo un tiempo en el que venía a escribir. ahora no. este no es mi blog. soy yo.

II. me jode la gente que te parte las ilusiones. las pulverizan. hacen así, con una frase, un gesto, y las aniquilan. ya estoy mejor. yo me adapto a todo. eso es lo que me pasa.

III. fui a ver a p.; sonreímos al vernos. no fue un buen comienzo. o sí. me hizo saber su punto de vista como cirujano. me tranquilizó. es un espacio de verdad. tú a qué vienes? me preguntó una vez. a clase de vida, le respondí. la cagué. quité la tensión. me lo agedeció. y comenzamos a sonreir. volveré, no obstante.

5 comentarios:

  1. Nico yo se lo que es eso y es muy muy duro, porque se pasa de lo mejor a lo peor en una cuestión de segundos y te doy la razón en todo lo que has publicado en la entrada porque las ilusiones no se parten sino se viven y se disfrutan y quienes las parten no son dignas de estar junto a nosotros. Te lo digo porque a mi la experiencia me ha enseñado esto y no por mí sino por la gente que me rodeaba que me hacían ilusionarme por tener una amistad, pero después me dieron la espalda, pero gracias adiós aún mis ilusiones siguen intactas porque tengo a gente que me quiere y estoy viviendo quizás lo mejores momentos de mi vida.

    Nico, la verdad que me encantas como realizas el trabajo y como persona, la verdad, eres un crack. Un besito Nicolás de parte de Yurena y mucho animo y encantada de poderte escribir a través de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=oYOs1AKt75k
    Al respirar, si no respiro es por no ahogarme...

    ResponderEliminar
  3. Jo, qué fuerte. Me acabo de preguntar qué me hace ilusión a mí. ¿Nada?. Nada, creo

    ResponderEliminar
  4. II. Cuando estaba en el cole, el profe de Literatura nos mandó aprender unos cuantos poemas de Juan Ramón Jiménez, y entre los que yo me aprendí estaba éste, sobre la ilusión. Así que no me llames cursi pero ahí va eso, como homenaje a la ilusión:

    _No era nadie. El agua. _¿Nadie?
    ¿Qué no es nadie el agua? _No
    hay nadie. Es la flor. _¿No hay nadie?
    Pero ¿no es nadie la flor?
    _No hay nadie. Era el viento. _¿Nadie? ¿No es el viento nadie? _No hay nadie. Ilusión. _¿No hay nadie? ¿Y no es nadie la ilusión?
    (Juan Ramón Jiménez, segunda antología poética)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.