martes, 15 de febrero de 2011

shiatsu

I. intento recordar todo lo que deliraba mientras p. trabajaba para reordenar las cosas. estamos entrando en la época de la madera, que regula el hígado y la ira. regula más cosas pero ni las sé ni las recuerdo. pensé que el dolor era incómodo, desagradable y necesario y que ésa era la única manera de llegar a funcionar mejor. cuando salí había dejado de llover pero estaba todo húmedo, la madera hinchada. eso jode mucho. se acabó beber leche, lo digo en serio. lo siento por las galletas príncipe.

II. sentir que se están haciendo las cosas por primera vez.

III. me gustaría escibir algo más preciso, pero de momento no puedo ir más allá de la palabra cosas. todo son cosas. el otro día, una doctora que trabaja como mínimo nueve horas al día de lunes a viernes y se preocupa de que sus hijos no se desvíen demasiado del camino que ella cree que es el bueno, me dijo que por qué no escribía un libro. yo. me preguntó eso como podría haberme dicho si tengo una bicicleta de montaña, pero ya que había preguntado por el libro, le dije que lo que yo tenía que decir no es lo suficientemente importante como para talar un árbol. y también le dije que escritor hay que vivir. un escritor es alguien pretencioso o alguien que no sabe hacer otra cosa. digo esto muy a la ligera. lo dejo aquí y me voy.

2 comentarios:

  1. I. La madera une a la tierra y por tanto a la vida.

    II. Que bien...

    III. el comentario es ligeramente pretencioso, como este. ;)

    ResponderEliminar
  2. II.El jamais vu, jamais vecu es menos frecuente que el dejá vu, dejá vecu pero existe.El opuesto a nada nuevo bajo el sol, indica algo de agotamiento.
    III.No escribes un libro porque no tienes tiempo, andas dándole demasiado a las patas del cisne, ya tendrá tiempo,ya.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.