jueves, 11 de agosto de 2011

agosto. 10.

I. no me gustan las entrevistas andando. para hablar hay que estar sentado. para que haya una mínima concentración. pero entonces está el silencio, que es el oxígeno de la frase. y a eso la gente le tiene miedo. parece que caminando evitas el silencio cuando en realidad le estás poniendo obstáculos al discurso. yo al silencio le tengo pánico. pero voy a dejar de tenérselo. voy a respirar.

II. "al final, de cocina y producto nadie sabe. la experiencia te da una especie de feeling y entonces haces algo." se lo ha dicho ferrán adriá a millás en el programa de canal plus. también le ha dicho que se puso nervioso cuando dio de cenar a cruyff ante la posibilidad de que no le gustase lo que hacía al tipo que él más admiraba, johan cruyff.

III. podría ser un sueño que vas por una calle estrecha, con edificios altos a los lados, y mientras caminas te van tirando desperdicios de comida. y también besos. te escupen y también te aplauden. y todo es ensordecedor. podría ser un sueño, pero es la realidad.

2 comentarios:

  1. "a la gente le da miedo mezclarse en las autopistas de Los Angeles" es, creo recordar, el comienzo de Menos que cero, la primera novela de Bret Easton Ellis. el original era mejor: "people are afraid to merge..". Los comienzos de los libros de Ellis son tremendos. esto me lo ha sugerido el oxigeno y bueno, en general, el precioso post que tanto agradezco leer.

    ResponderEliminar
  2. Algunos analistas para que hables prefieren tumbarte.Yo recuerdo-hace mucho tiempo-que el mejor momento de hablar era un rato después de hacer el amor con un cigarrillo, una copa y tumbado. Pero creo que este atrezzo ya no se lleva:fumar,beber y hacer el amor las tres cosas a la vez y encima hablar bien, eso es como jugar al poker y ganar con una pareja de jotas.
    Mis cordiales saludos veraniegos,cuídate como si fueras quien mas te quisiera

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.