lunes, 1 de agosto de 2011

empatar de hambre

I. se me acumulan las cosas por hacer. como granitos de arena. los voy poniendo así, distraídamente, en cualquier sitio, a la vista, para saber que están ahí. y eso se convierte en una bonita duna de cosas por hacer. el libro, la serie, los platos, el jamón abierto, la llamada, el otro libro, la terraza, el encargo, lo de mañana. capítulo uno.

II. mientras veía la final de los sub 19 he pensado que vivir en un empate a cero es una mierda. sin marcar, sin que te hayan marcado, con el tiempo pasando, sin saber muy bien qué hacer. hay gente que se desenvuelve bien en el empate a cero. yo prefiero ir uno o dos abajo. en realidad prefiero ir uno o dos arriba, y poder mirar al tendido de vez en cuando. con crédito. ir por debajo me mantien concentrado y enfocado. ir arriba me mantiene disfrutando. es fácil. pero ir empate a cero es una mierda.

III. cerró el bulli y mucha gente empezó a hablar del hambre en áfrica. la ventanilla del hambre es otra, sin embargo. todos sabemos cuál es la solución, pero buscamos cualquier excusa para desviar la atención. no tenemos ni puta idea, pero exigir sí sabemos. nos lo han enseñado las películas. ahora, exigir al que debemos exigir, eso no. eso no lo sabemos o no lo queremos saber. y un día disparamos contra un cocinero y otro contra uno que canta y otro contra uno que da el tiempo. pero la bala nunca hace el impacto bueno, el impacto para que se solucione el hambre, por ejemplo.

IV. nunca fui a cenar al bulli. ya nunca iré, claro. y me habría gustado, claro. sin embargo compré hace mucho un librito con los primeros trucos que publicó ferrán. el de hacer cubitos de café helado para que el hielo no aguase el café, por ejemplo. el de hacer tortilla de patatas con patatas fritas chips. el de poner queso philadelphia al guacamole. no sé, mil truquitos que te metían en la cocina y te hacían disfrutar del aplauso. luego seguí leyendo cosas y me aficioné a disfrutar del fuego, los cuchillos, las sartenes, a disfrutar de no tener miedo y de saber que se sale de los problemas dando un paso más. también tengo un sifón isi en casa, y una pila de platos que diseñó con no sé quien para cocinar. los uso y disfruto también de eso. vi los documentales, me regalaron el libro un día en el bulli. lo leí. aprendí también la importancia de la documentación. de esta gente se aprende mucho. así que haber probado una de sus cenas debería haber sido como escuchar a frank sinatra en el garden. no sé. anyway, gracias.

V. hay tormenta. una tormenta que no acaba de romper. descarga un poquito y para. luego vuelve pero sólo amenaza. al poco descarga pero sabes que no está agusto la tormenta. truena fuerte y largo, pero no rompe. es uno de agosto. bueno, ya es dos. aunque este blog va con el horario de las montañas rocosas. así que nunca sé cuándo escribo. ahora sopla fuerte el viento. estoy en madrid.

1 comentario:

  1. Fenomenal Nico : si votáramos igual todos los que no hemos ido al Bullí arrasaríamos.como ir al cielo este tan compliccado...yo prefiero ganar uno cero de penalti injusto en tiempo de descuento a que me metan una manita que es como si te violara tu peor enemigo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.