miércoles, 28 de septiembre de 2011

el blog tranquilo

I. sólo trabajaba bajo presión. la presión del tiempo y la presión del dinero. si no, no trabajaba. si no, paseaba. o llamaba a los amigos para comer.

II. el suelo de la memoria. por lo que me explicaba me lo he imaginado cóncavo, sin demasiada profundidad. como un plato de cerámica japonesa.

III. la codicia nos va a joder vivos a todos. creíamos que la toalla estaba bien puesta, y con el tiempo la ha alcanzado la marea. ya está mojada. el puto dinero.

IV. he mirado el contador de visitas de este blog. hubo un tiempo en que tenía más de mil vistas diarias. estaba en los rankings. ahora no pasa de las treinta por post. ahora se ha convertido en un blog tranquilo. mejor así.

PD. gracias, luis, por la historia del hombre que robó a la gente equivocada y que cavó con ilusión.

V. se ha convertido en un blog con post datas







1 comentario:

  1. reconocerás esto: "era como si viviera no para vivir, sino para estar ya muerto. ahora todo tiene otro ritmo, vivo fuera ya de la vida que no existe. a veces me detengo a mirar el curso de las nubes, miro todo con curiosidad flemática de diarista voluble y paseante casual"...
    creo que es buena idea que los blogs no tengan contador. como un lugar -isla en el que al final del día uno tenga nada que contar y algo que decir. como volver la espalda al número. como una realidad alterna no pesable. la otra idea que me ha venido a la mente es lo cojonuda que es la novelita de robert walser: "el paseo". un libro delicioso lleno de algo que a muchos les parecerán naderías.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.