martes, 1 de noviembre de 2011

wilco

I. las puñaladas por la espalda no te preparan para un combate abierto. #JdT

II. cuando una mujer dice que algo le deja indiferente es como si se helasen los ríos. lo escribo así en general.

III. siempre le vi ventajas a no enterarme de las cosas, pero ahora ya no sé. ahora parece que el cuerpo pide tomar posición, por lo menos salir a la ventana a mirar la polvareda. entonces uno descubre si es que vale para algo. de momento, copio aquí otro poema de lorca. un fragmento de danza de la muerte, de poeta en nueva york.

¡Que no baile el Papa!
¡No, que no baile el Papa!
Ni el Rey,
ni el millonario de dientes azules,
ni las bailarinas secas de las catedrales,
ni constructores, ni esmeraldas, ni locos, ni sodomitas.
Sólo este mascarón.
Este mascarón de vieja escarlatina.
¡Sólo este mascarón!

Que ya las cobras silbarán por los últimos pisos.
Que ya las ortigas estremecerán patios y terrazas.
Que la Bolsa será una pirñamide de musgo.
Que ya vendrán lianas después de los fusiles
y muy pronto, muy pronto, muy pronto.
¡Ay, Wall Street!

El mascarón. ¡Mirad el mascarón!
¡cómo escupe veneno de bosque
por la angustia imperfecta de Nueva York!

IV. me gustaría haber ido a ver a wilco esta noche, pero una vez más, me enteré tarde. a tomar por culo.


1 comentario:

  1. en la página 79, el gran poeta de la ciudad, escribió un poema que sólo decía: “qué fantástico momento cuando en los ojos de una mujer te has muerto". luego vino philip roth con su "mi vida cono hombre" y estoy, diablo mediante, cambiando completamente esa posición. es la gran P. creo. ahí hay reto. hay carretera.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.