martes, 15 de mayo de 2012

najwa

I. el hotel es un buen sitio para enloquecer. por ejemplo: a qué temperatura me juego la noche con el aire acondicionado. cuánta música puedo escuchar. cuánta tele puedo ver. sumas difíciles. sumas improbables. escucho una letra de najwa: agárrame el pelo, atraviésame nadando, si no encuentras agua despliega tus alas, ven volando. una canción hipnótica, con alma. alma e hipnosis. ven volando. aquel piloto quería estrellar el avión sobre el estadio porque estaba hasta la polla del fútbol, pero no lo hizo. tiró la nave en picado pero no hubo impacto. no en mi sueño.

II. hablé con negredo, el delantero del sevilla. le felicité por la convocatoria para la selección. me dijo: a ver si estoy en la buena. le comenté algo de cortesía, pero no paraba de fijarme en su cara, chupada, con los mentones marcados, las cejas marcadas, la mandíbula... sin un nanogramo de grasa. enjuto. dónde está el gol? dónde? al despedirme le dije: tráenos una copa este verano, una grande, así, con asas, con las cintas de la bandera atadas... según se lo decía comenzó a sonreir. ojalá. lo dejó flotando. el gol flotando. la bota delgada. con conexiones mínimas. las justas, tal vez.

III. hace tiempo que tengo escrito el final de desde las rocosas (DlR). espera su momento. mañana, tren. pasado, tren. un señor está haciendo una cometa en la tele.

1 comentario:

  1. ese inicio, esa frase de inicio. "el hotel es un buen sitio para enloquecer" es ...no sé...como el crujido salvaje de las bolas al sacar eddie fisher al final de "el color del dinero". cuando dice "I´m back" y te mira. con esas gafas de sol, esos cristales tornasolados, ese anciano negándose a serlo. ese buen canalla..

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.