lunes, 11 de febrero de 2013

nadie hablará de hz

I. no elegimos a nuestro padre. está o no está pero no lo elegimos. y cada minuto que pasa vamos a por él. hoy no tardé más de diez minutos en gozar de un homenaje intenso: yo y mi padre, un western. conversaciones cortas, como disparos, entre los dos. un librito que al abrirlo se mete en ti.

II. a veces no se entiende el espacio respirar; un espacio generado por un tiempo determinado; respirar.
otras ocasiones se trata de un viaje; y otras de los gestos, de lo que desmiente una mirada o una mueca.
pero hay tormentas que son insoportables.

III. también vi de nuevo, hace poco, el desencanto, con esa clarividencia y esa fuerza de leopoldo maría panero soltando versos. en la niñez se vive y luego se sobrevive, dijo. lo he hablado hoy con r y sólo ha acertado a decirme: sí. en el "coloquio" tras la película estaba jaime chávarri revolviéndose ante la realidad de las preguntas. dijo que él hizo una película fascinada, con la boca abierta.

IV. dos post datas. homeland es tan buena que nadie te la revienta. tiene ese respeto ganado. la otra: qué ha pasado con horacio zeballos? pudo dormir después de ese bombardeo incesante, esas hostias con el revés a una mano zurdo, esos ángulos, y esa elevación de tenis? cuando ya no pisas la pista y todo se vuelve mágico? durmió? qué hace? por qué nadie habla hoy de horacio zeballos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.