martes, 27 de agosto de 2013

el río

cuando pongamos la calefacción llegará la mentira. protegernos. intentar no morir. ahora se acaba el verano como las líneas de los anticiclones de los mapas del tiempo. se acaba el sudar, el calor, la ventana abierta, el agua, los jadeos, las sábanas calientes, la luna llena. se acaba la vida abierta. estar. viajar. el hielo en el vaso. los chavales en bañador, jugando con la energía desbordada. meterse en agua fría. es una putada que se acabe el verano, porque se acaba la vida tal cual la queremos ver.

luego fui a cantar y me dijo que preparase I can't stop loving you, de ray charles. también me dijo: si el verano que viene sigo vivo, me iré de madrid.

he vuelto a leer los mails que me mandó lv sobre la narración. es sorprendente ver cómo anticipaba todo. todo. todo es la hostia. podría haber anticipado algo, pero no. lo dijo todo. meses antes. hoy, la posición es más equilibrada, más sabiendo dónde están las patas de la silla, los puntos de apoyo. es algo precioso, apasionante, bonito. es un camino de dieciocho puntos donde la vida y la muerte, el peligro, la determinación, la técnica, el talento, los egos y el trabajo forman un mismo río que arrastra. el río no se remonta, el río se navega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.