lunes, 19 de mayo de 2014

los paquetitos de jabón

I. hay una combinación infalible, que supera las expectativas sobre cualquier hotel de aeropuerto y cualquier hotel de carretera: un hotel de aeropuerto en la carretera. tienen ese olor a perfume de moqueta en el hall, y ese aroma a asesinatos en serie en los pasillos.

II. bueno, estaba ese grupito fumando un cigarro en un banco a la entrada del hotel. mirando al parking. y estaba ese tipo entrañable. este año se ha dejado la barba más poblada. hay más blanco que negro. y tiene esas gafas diminutas. el día que se lo presentaron dijo: "hola, yo soy f. y no doy tabaco ni fuego, así que no me lo pidas nunca." estaba en silencio, con los demás. habla muy poco f. y las gafas le sirven para radiografiarte o para pasar sin verte. según el día y el momento.
me acerqué y le dije: qué tal?
- bien
se quedó el aire fresquito de la noche parado. siguió:
 - las cosas siempre pueden ser peor, y hoy ha ido símplemente mal.

joder, me eché a reir. solté una carcajada. reímos todos.

III. una ventanilla en el avión es innegociable. #esoesasí. no sé qué me ven en la cara que les hace pensar que voy a cambiar una ventanilla por un pasillo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.