martes, 1 de julio de 2014

grasa en las manos

I. nadie le preguntaba nada porque a esas alturas todo el mundo lo sabía. él no cogía olas. estaba allí flotando. sin más.

II. puede ser que alguien conozca al dueño del coche que fotografías. de hecho, sucede.

III. el tiempo corre de manera diferente en los talleres de coches. algo muy rápido puede ser cuestión de horas. la voluntad no siempre alcanza. un milímetro de diferencia en el hueco por el que pasa el tornillo puede suponer que afuera rompa a llover por segunda vez en el día. da para serie. cheers en el taller. está el que trabaja, el que mira, el amigo, el vecino, el que aprende, el que llega con el coche, el que espera, el que pasa y saluda. y los capós abiertos, como la boca en el dentista. los coches varados. y el tiempo. pero sobre todo está la pasión lenta. el arreglar. el solucionar apesar de todo. la grasa en las manos te cuentan cómo ha ido el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.