martes, 19 de abril de 2016

la foto del violín

I. ya no sé dónde tirar esta ceniza.

II. recibí la llamada de ch. su voz sonaba con la energía del colegio, de las explicaciones y de la ilusión. era el mismo chorro de voz: agudo, penetrante y  esquemático. 81 años, me dijo. inimaginable. era la voz que determinó que yo podría contar cosas. tanto tiempo después... al teléfono la voz de esa libreta, disléxica y personal. me puso el sobrenombre de nicolaus mickymouse.

III. no hay mucho más en este micromundo. la fortaleza de la musculatura de un bebé. esa piernita fuerte. la desconexión. la ausencia. respirar a las dos de la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.