sábado, 5 de noviembre de 2016

lluvia torrencial

se estaba derramando líquido de la copa sobre el libro. caía a gotas. no era la ginebra de 42 euros el medio litro pero era igualmente rica. y se derramaba. por qué me roban! esa era la nube. por qué debo dejar que me roben. la tormenta. todo el día había estado lloviendo. mucho viento y de repente lluvia torrencial. tal cual lo habían anunciado los satélites. habían fallado en unos 100 kilómetros la predicción, pero la lluvia cayó. había gente que canceló su partida de golf por el diluvio y se encontró desayunando con sol en la terraza; eso me contaron. aquí sólo había números rojos y lluvia torrencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.