domingo, 7 de junio de 2009

segundo partido

I. le puso mil cuatrocientas canciones en el ipod y le dijo: seguro que alguna te gusta.

II. estaba durmiendo la siesta en la sala de invitados y de repente ha abierto la puerta uno de seguridad. la cierra. a los cinco segundos la abre con una secretaria de informativos. "perdona, es que necesitamos la sala porque tenemos invitados para el programa de las elecciones." me he levantado como he podido. si lo sé no voto.

III. esta mañana comí dos donuts. de dunkin donuts. hacía mil años que no los probaba. estaban en unas cajas al lado de mi mesa. los había traído d., que se va dos semanas. joder, cómo hacen para que estén casi crujientes?

3 comentarios:

  1. I. Jeje, pues como las escuche todas va para largo........

    II. Qué cuadro!!, me hubiera gustado ver la cara que has puesto en ese momento, jajajaja Que poca consideración ehhhh, mira que despertarte de la siesta... ¿no hay más salas de invitados en cuatro?? jajajaja

    ResponderEliminar
  2. El sábado estuve con mis chic@s en el certamen de iniciativa solidaria de Caixaforum. Lo pasamos genial, muchas gracias por tu interés!Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. I. A mí, como soy del Shuffle desde que nació, no me caben tantas y ahora, tras volver a la vida, me caben muchas menos... en este año me he cargado más de cien canciones de la banda sonora de mi vida, así, a lo tonto y para nada.

    II. Jajajajaja... ¡con lo mal que se despierta uno de la siesta!.

    III. Yo con el donut tengo como una especie de amor odio, casi tanto como con los langostinos cocidos... son cosas que deseo, deseo y deseo pero que una vez las compro y las estoy comiendo me pregunto: ¿Y para qué los has comprado si no te gustan tanto?...

    III bis. Eso también me pasa con alguna gente, la aguanto cuando en realidad no las soporto.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.