martes, 16 de febrero de 2016

las cosas de cada día

I. al salir el ritmo ya había cambiado. la gente caminaba deprisa y la sombra se había echado sobre las aceras. a mediodía aquel hombre había entrado con la gorra calada. llevaba unas new balance y los pantalones rojos gastados. hay días en los que no puedes fijarte en mucho más. madrid no está preparada para el frío.

II. a pesar de todo continué leyendo. me estaba destrozando el puto libro. está metido en un pozo de tristeza pero te saca alguna risa; te hace leer confiado y te manda un hachazo al pecho. no te corta por el cuello, te parte las costillas directamente. pero lo voy a terminar.

III. lo repetíamos a menudo. era una teoría de r. los tíos no pedimos explicaciones a los amigos cuando vuelven al grupo. sabemos que se han liado con alguien y cuando lo dejan vuelven y seguimos hablando de las cosas de cada día. sin preguntas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.