miércoles, 24 de agosto de 2016

la energía adecuada

I. el cansancio te da la energía adecuada para ciertas cosas. #fact. si no, todo es pensar.

II. las hormigas salían de teclado. para matarlas había que pulsar las teclas, pero estaba el inconveniente de que el cuerpo podía quedarse incrustado en esa rendija para siempre, y... quién quiere una hormiga muerta en el teclado? una hormiga muerta en el teclado es mejor que una hormiga, muchas hormigas, corriendo por el teclado? esta es la pregunta.

III. le dije que había que saber identificar las corrientes. insistió en que era (yo) un vividor. lo dijo con la mezcla de desprecio y envidia que siempre acompaña este tema.

IV. siempre hay alguien dispuesto a decir cómo se deben hacer las cosas. #fact
pero, cuál es nuestra voz? es la voz que reescribe la historia de la familia ante el padre y la nueva novia? es la voz del eje sobre el que gravitan las vidas de otros? cuál es nuestra puta voz. esta es otra pregunta. puta lo acaba de dictar una intervención de prince con su guitarra en crazy, de cee lo green

miércoles, 27 de julio de 2016

la ventana de la parte de atrás abierta hacía que la temperatura se ajustase algo; el calor se respiraba de otra manera; estaba más ligero el aire. tenía la pastilla en la boca. sólo había una hormiga en el pantalón, pero lo habían invadido todo. hormigas pequeñas, diminutas, mierda de hormigas, pero todo invadido. aunque tú no lo sepas. mientras, elena isinbayeva habalaba en el kremlin y pato firmaba por el villarreal.

lunes, 11 de julio de 2016

iba a dormir

iba a dormir y reparé en que era verano. apagué las velas. recordé que al despertar el otro día de la siesta, el camión ese levantaba una nube de arena mientras atravesaba la montaña. a otra velocidad. la velocidad de allí. la de la gente perdida en su última oportunidad. por eso el tiempo se siente diferente. así que abrí el ordenador para escribir esto. lo del camión me lo saco de la cabeza por fin. es bueno tener las llaves de otro plan. saber dónde están. ahora tengo un fotógrafo que se peina como un futbolista. mira griezman: toda la temporada buscando cómo pintar su pelo, cómo colocárselo... y el día de la final apareció como el tipo del ultramarinos, con el pelo normal. palmó. marcó el gol la trenza de eder, de guinea-bisau, buscando sus llaves. apareció en una jugada que iba para otro lado y pegó un zambombazo. al marcar, al buscar su nombre en la camiseta vimos que debajo de eder estaba el número 9. era el 9. no iba a jugar. iba a irse a conducir el camión. y marcó el gol del título. también me saco esto de la cabeza. ahora queda lo importante. cómo era eso? hay que diferenciar lo esencial de lo importante. tengo al fotógrafo y tengo una luxindex de 12 años. una organizadora de toda la vida. de una seguridad, de un aplomo sensacional. y un acelerador de partículas precioso. para mañana hay gazpacho preparado y un arroz. no veo una mejor manera de afrontar el día. me encanta el verano.

sábado, 2 de julio de 2016

ciao, elena

lo veía todo, hablaba mucho y reía constantemente. si estuviste cinco minutos con ella seguro que tienes una buena historia que contar. era pasillo y era despacho. tenía una foto enorme de colón en la pared. con esa marea roja. fue una de sus grandes creaciones; de sus grandes interpretaciones de la vida. cuando nos iba mal juanma y yo la imitábamos inventándonos su discurso. nos reíamos. se empequeñecía el problema. si has estado tres minutos con ella no la vas a olvidar nunca. sabes quién es. excesiva en sus hallazgos, una piscina desbordada. de mirar y no creer. una vez se dejó la cafetera puesta mientras contaba que ella tuvo la primera cafetera. chorreaba el café por la taza. era la jefa de todo. un puto torbellino. explicaba las estrategias. exponía las dudas. era imposible decirle que no porque su planteamiento era siempre arrollador. te hacía sentir la importancia de abrir la puerta y de coronar el stelvio. elena.

ha hecho mejor la vida. ha hecho mejor la tele. nos ha juntado a todos. yo, que siempre huyo de los jefes, no he podido escaparme de ella. cómo hacerlo! con lo bonito que es estar junto a alguien valiente!

un beso al aire ahora. rodeado de tantas huellas de volcanes. rodeado de lo mínimo. seguro que llega. un beso siempre llega. te he echado mucho de menos.

viernes, 1 de julio de 2016

lo mínimo no inventa ya

I. leo amberes y no entiendo nada. el prólogo sí. eso sí lo entendí. pero luego es difícil seguir. los hilos están cruzados, liados como en una cometa que cae girando.

II. sólo sobreviven los inventores. esa frase me había hecho volar en otra época. habría sido una mirada alentadora.

III. estoy en una isla en la que cada metro, cada punto del paisaje te dice: estos son los restos del comienzo. todos estos cráteres rotos, envejecidos y secos. toda esta sequedad. todo este viento sin agua. estos son los restos. esto es lo mínimo.


miércoles, 22 de junio de 2016

el forense cree en la manteca colorá

I. cuál es el interés de la derrota? nadie lee las derrotas. tal vez los forenses. la derrota vista desde la necesidad de encontrarle la salida. la salida a la propia derrota. la buena noticia de la derrota. nadie la lee.

II. cómo es posible que jovanotti recuerde las letras de todas sus canciones? veo su concierto. busco el teleprompter. no lo veo por ningún lado. pero él tampoco parece mirar hacia ningún lugar concreto. no lo puedo creer. va con traje ajustado y corbata roja.

III. por fin leí manteca colorá. después de años en la estantería. un par de días. un relato super bien construido. bien ejecutado. bien trazado. un gustazo.

sábado, 11 de junio de 2016

gilipollas globales

I. vi a un padre colocando a su bebé en el asiento trasero del coche. el padre estaba en la calle, en su silla de ruedas, y desde ella se afanaba en atar al bebé a la sillita. estiraba los brazos pero sobre todo sonreía. el bebé tenía cara de bebé. el padre, desde esa silla de ruedas, manejaba la escena con una ilusión tremenda. fue emocionante verlo. no sé qué ocurrirá cuando ese bebé tenga 14 años. él no habrá visto la escena. las expectativas no deben despegarse mucho del presente.

II. todas las mini quejas, todas las situaciones "intolerables". todo lo que nos convierte en auténticos gilipollas globales.

III. viene el verano con su verdad, ahora.