jueves, 29 de noviembre de 2012

sigo

todo lo que me queda es un hilo de nada, finísimo, desvaneciéndose en este teclado. leí: me hice consciente del suave rumor de las olas y me di cuenta de que llevaba oyéndolo desde el principio, el océano, la ruptura y el deslizamiento del agua al moverse. [delillo en el ángel esmeralda]. cómo contar algo a quien no para de hablar. esto esto y esto y esto otro. probé una raqueta hoy. una head negra, prototipo, el arma del rival. pista rápida. es una excusa. no tengo nada que contar, nada que apenas sirva para pasar el día. noto el viento. es una sensación. el viento rodea en círculos las decisiones los pensamientos. van y vienen. vuelven. van. sigo.

2 comentarios:

  1. ojalá no se rompa el último hilo de spiderman porque sucede que algunos lo necesitamos. no ya que nos guste, que nos encanta, sino que lo necesitamos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.