viernes, 13 de enero de 2012

DlR V

hoy ha sonado bob dylan todo el día en las rocosas. todo el día. el último bob dylan, el que tiene la voz de arena. cuando dice beyond here lies nothing, nothing we can call our own, a todos nos sacude un latigazo, una descarga que nos paraliza antes de pasar al siguiente momento. los coches han rodado hoy por tarimas pulidas. siempre hay alguien que se arrepiente de decir algo en el instante en el que lo está diciendo, como: tengo experiencia. a mí me hace gracia. a veces me ha pasado, decirlo. de las demás cosas del día ya no escribo. hay minutos robados, tiempo extendido, flashazos intensísimos, el corazón a ciento cuarenta pulsaciones. momentos que acaban conduciendo.
se nos hizo de noche en ese sitio con los muebles de tabaco y un sótano de grilletes. en realidad debe de ser siempre de noche allí. un tubo industrial echaba aire caliente, pero las copas estaban bien servidas. y había esas mesitas con sillas desocupadas. tuve que irme.

nota1: thomas sigue desmayado

nota2: el chico del tiempo sigue con su tarea.


4 comentarios:

  1. veo en thomas algo del marcel duchamp que dice "es injusto cargar a la vida con demasiadas cosas". thomas tiene esta capacidad de estar mucho tiempo desmayado.

    ResponderEliminar
  2. por ejemplo, estos captcha para hacer comentarios que tenemos en los blogs a thomas le parecen demasiado. los ve "injustos".

    ResponderEliminar
  3. también está aquello de don gregorio marañón diciendo: "soy un ladrón - o un trapero, no me acuerdo- de minutos". marañón se levantaba muy temprano e iba en bici a dar clase. esto me lo contó mi abuelo. llevaba esas cosas en las perneras para no llenarse de grasa. imagino, invento, ahora, una conversación entre marañón y thomas, moderada por Vila-matas. allá en las rocosas.

    ResponderEliminar
  4. a mi abuelo lo mató la primera vez el corazón y la segunda @hastaelkiwi.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.